Suche
España

Sobre Neudorff

Esto es Neudorff

Sede Central Alemania
Sede Central Alemania

La protección del medio ambiente comienza para nosotros delante de nuestra puerta. Con nuestros productos, en Neudorff queremos hacer una contribución para proteger mejor la flora y la fauna de nuestra tierra.

Por este motivo, nos llevamos especializando desde hace más de 160 años en el desarrollo y la producción de productos respetuosos con la naturaleza para el jardín, el hogar y el medio ambiente. Siempre que es posible, intentamos utilizar siempre materias primas y principios activos procedentes de la naturaleza, de rápida regeneración y un efecto reducido en el medio ambiente.

Nuestro principio es combinar la mayor efectividad con la máxima compatibilidad posible con las personas, los animales y el medio ambiente.

Ofrecemos una gama de productos única en todo el mundo. En Alemania somos pioneros desde hace décadas con nuestro mensaje "Natural, seguro, efectivo". Los productos para jardines en armonía con la naturaleza son para nosotros más que el resultado de una "tendencia del mercado". Es nuestro compromiso tratar la naturaleza con respeto y no dar por hecho un medio ambiente intacto.

Neudorff se ha hecho un nombre sinónimo de calidad y sostenibilidad. Jardineros aficionados y profesionales de todo el mundo se benefician de nuestra gran experiencia. En la actualidad, exportamos nuestros productos a más de 20 países y ampliamos nuestras actividades de forma continua porque la demanda de productos respetuosos con la naturaleza está aumentando.

Prestamos atención a una producción sostenible, motivo por el que generamos nuestra propia electricidad ecológica con energía hidroeléctrica , solar y cogeneración. Procuramos proteger los recursos en todos los ámbitos, y esta es nuestra aportación a la protección del medio ambiente. Por ese motivo nos alegra aún más el hecho de que se haya reconocido en numerosas ocasiones nuestros servicios. Entre otros, hemos sido el National Winner del premio “Social Responsibility and Environmental Awareness”, concedido por la European Business Awards (2017/18). Ya en 2016 logramos un puesto entre los 10 mejores en Europa en la categoría "Protección medioambiental y sostenibilidad" del European Business Awards. 

En 2017, Neudorff fue galardonado por su implicación por la sostenibilidad y el medio ambiente con el Green Brand Award. El jurado del Green-Brand está formado por científicos, profesores y directivos del mundo económico.

Gracias a nuestra filosofía empresarial relacionada con el medio ambiente y sostenibilidad, Neudorff recibió como empresa pionera el premio en 2017 TASPO-Award. El premio fue concedido por un jurado de primera categoría formado por un jurado de primera categoría formado por 27 personalidades del sector de la jardinería y su entorno.

Muchos motivos que, naturalmente, hablan a favor de Neudorff

Nuestros productos son naturales, biológicos y respetuosos con el hombre, el medio ambiente y los animales domésticos con un efecto rápido y duradero.

Siempre que es posible, trabajamos con principios activos de plantas locales y otras materias primas naturales, tal y como se dan en la naturaleza.

No utilizamos glifosato ni neonicotinoides en nuestros productos. 

Somos una de las pocas empresas en todo el mundo que ha desarrollado su propio producto para proteger y cuidar las plantas. Como consecuencia de ello, contamos con cientos de permisos propios desarrollados en nuestra propia casa.

Somos expertos en jardinería respetuosa con la naturaleza - desde 1854: desde su fundación hace más de 160 años, nuestra empresa se ha concentrado en desarrollar y distribuir productos con el menor efecto posible en el medio ambiente.

Apoyamos y fomentamos organizaciones sociales, a nivel regional y global. 

Vivimos la sostenibilidad. 

El uso de la energía hidráulica y solar, así como de materiales reciclados es obvio para nosotros.

Estamos orgullosos de haber recibido numerosos galardones por nuestra contribución a la protección del medio ambiente como, por ejemplo, el nombramiento como "National Champion" en la categoría "Environmental & Corporate Sustainability" de los European Business Awards y el galardón con el "Green Brand Seal.

Nuestra historia

Neudorff se basa sobre una historia de más de 160 años. La fábrica de productos químicos W. Neudorff GmbH KG se fundó en 1854 en Königsberg, en la antigua Prusia. En aquella época era una de las primeras empresas alemanas que fabricaba productos fitosanitarios y para el cuidado animal. El fundador fue Wilhelm Neudorff, un tintorero muy interesado en la química. Desarrolló una gama de los aditivos para baño, tinturas, ungüentos y cosméticos de lo más variada, pero también incluyó entre sus productos el polvo insecticida procedente de Persia a partir de un extracto natural de crisantemo, el pelitre. En el año 1903, la fábrica se trasladó a Wuppertal y siguió expandiendo allí su gama de productos químicos y farmacéuticos. Ya a mediados de los años 20 se fabricaban productos fitosanitarios, para el control de plagas y el cuidado animal, intentando siempre lograr productos lo menos peligrosos posible. En el año 1959, Rudolf Lohmann adquirió la empresa y la trasladó a Emmerthal, en el norte de Alemania. Aquí se desarrolló y produjo una gama completa de productos nuevos. 

Pronto nos dimos cuenta de la existencia de un mercado de preparados respetuosos con el medio ambiente para los aficionados a la jardinería, de modo que ampliamos esa línea de productos en consecuencia. Nuestro programa, en el que seguimos trabajando hoy en día, pasó a ser cada vez más diverso. En el curso de los años hemos desarrollado procedimientos, preparados y aparatos respetuosos con el medio ambiente excelentes para la jardinería en armonía con la naturaleza, la horticultura ecológica y en la agricultura, así como la producción de vegetales integrada.

Aparte de nuestra sede administrativa y de producción en Emmerthal, tenemos una fábrica en Lüneburg, donde desde 1987 producimos principalmente los abonos sólidos orgánicos y nuestros granos antibabosas. En Emmerthal también se encuentra una gran fábrica para nuestros productos de protección vegetal. En nuestro centro de investigación y desarrollo sostenibles cerca de Hameln desarrollamos numerosos productos que sometemos a prueba hasta que obtenemos los resultados deseados. Neudorff emplea en total a más de 300 empleados. Los productos Neudorff están disponibles en todo el mundo en comercios especializados en jardinería.

Sostenibilidad y filosofía

Balsa de recuperación de agua de lluvia
Balsa de recuperación de agua de lluvia

"Queremos gestionar los recursos de forma sostenible desde el punto de vista económico, evitar afectar de forma negativa al medio ambiente y actuar de forma socialmente aceptable". Este es nuestra idea central.

Una actuación empresarial sostenible requiere un aprovechamiento responsable de la energía y una gestión cuidadosa de los recursos. Solo de este modo podemos hacer frente a los desafíos sociales como el cambio climático y asegurar el suministro energético de la empresa.

El nombre Neudorff es sinónimo de una calidad elevada, sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Buscamos lograr un desarrollo sostenible de nuestra empresa tradicional a través de ideas comunes creativas, visionarias y respetuosas con el medio ambiente. Nuestras directrices son: honradez, responsabilidad y respeto mutuo. Con ideas innovadoras queremos contribuir a que las personas puedan lograr en sus hogares y jardines calidad de vida y un mundo vegetal hermoso y sano, y solucionar los problemas con productos eficaces, asequibles y respetuosos con el medio ambiente. Por este motivo hemos desarrollado una estrategia de sostenibilidad que tiene en cuenta todos los factores económicos, ecológicos y sociales para conseguir así nuestra aportación a un desarrollo sostenible de acuerdo con la Agenda 2030.

Nuestra definición de sostenibilidad

  • Siempre que es posible, utilizamos materias primas locales de crecimiento rápido.
  • Generamos nuestra propia electricidad a partir de fuentes de energía regenerativas (hidroeléctrica, solar y eólica, plantas de biogás, entre otros).
  • Cuando nos vemos obligados a comprar electricidad, recurrimos a la procedente de fuentes de energía renovables,
  • Limitamos las emisiones de CO2 de los vehículos de la empresa a 120mg CO2.
  • Trabajamos de forma constante para mejorar el balance de CO2 de toda la empresa. 
  • Apoyamos actividades de protección medioambiental como, p. ej., la protección de la selva tropical en Costa Rica, respaldamos la creación de jardines escolares, etc.
  • Desarrollamos nuestros propios productos y somos, así, independientes de grandes empresas.

Cuando es posible, utilizamos materias primas naturales, en su mayor parte de origen regional y renovables. 

Así pues, por ejemplo, el efectivo pelitre, que empleamos en nuestros productos Spruzit®, se obtiene de los crisantemos.

El ácido pelargónico, el principio activo contenido en nuestros herbicidas, también está presente de forma natural en los geranios, y nuestro cebo para limacos Ferramol® contiene fosfato férrico, un compuesto de hierro que se da igualmente de forma natural en los suelos. 

Muchos de nuestros productos están autorizados para la agricultura ecológica y han sido galardonados con certificados de reconocimiento internacional como ECOCERT (Francia) o OMRI (EE. UU.).

Nuestra filosofía no solo influye en nuestros productos, sino que también se expresa en nuestros procesos de producción modernos y respetuosos con el medio ambiente.

Qué hemos logrado hasta el momento:

  • Los cuatro emplazamientos de la empresa operan con energía procedente en exclusiva de fuentes renovables. Con esta medida hemos conseguido reducir las emisiones de CO2 en 154 toneladas en solo seis meses.
  • El agua de nuestra fábrica en Lüneburg se calienta con energía solar, lo que nos permite ahorrar al año hasta 5500 kWh de gas.
  • Las plantas fotovoltaicas en los tejados del centro de investigación y la fábrica en Emmerthal generan al año unos 90 000 kWh.
  • Nuestro edificio administrativo en Emmerthal se aloja en un antiguo molino, y un "pie" del edificio reposa en un afluente del río Emmer. Una potente turbina en el edificio se encarga del suministro de corriente de hasta un millón de kWh anuales procedentes de la energía hidráulica. De este modo, producimos más de cuatro veces la energía que consumimos al año en el emplazamiento.
  • Desde noviembre de 2013 generamos energía con una planta de cogeneración en nuestra fábrica en Lüneburg. Cada año se generan unos 350 000 kWh de corriente y 570 000 kWh de calor. 
  • La sustitución de balastros y bombillas convencionales por lámparas LED y T5 de bajo consumo hemos sido capaces de ahorrar un 50 %, o 40 000 kWh, de energía.
  • La utilización de una planta de cogeneración para el proceso de secado en la fabricación de nuestro cebo para limacos Ferramol® permite reducir las emisiones de CO2 y los costes.
  • La reducción de la presión y la solución rápida de fugas en la producción ahorran 15 %, equivalente a 10 000 kWh, al año.
  • El sistema de optimización de la tensión instalado en octubre de 2011 permite un ahorro del 8 %, equivalente a 100 000 kWh.
  • En el aparcamiento para empleados y visitantes de nuestra sede hemos instalado seis aparcamientos con estaciones de carga para vehículos eléctricos. 
  • Con la instalación de una sala para videoconferencias con un panel inteligente vamos a reducir a largo plazo el número de vuelos y otros viajes de negocio.
  • Solo empleamos vehículos de empresa con unas emisiones máximas de 120 g CO2 / km. Queremos reducir el consumo de carburante y las emisiones en hasta un 10 %.
  • En el año 2018 reciclamos más de 3 toneladas de residuos de plástico que, de lo contrario, se habrían enviado para su reutilización térmica, esto es, quemarlos.

Ya en el año 2012 se obtuvo la certificación según la norma DIN ISO 50001 del sistema de gestión de energía (EnMS) de todos los emplazamientos. Con la introducción del EnMS nos comprometimos a reducir a largo plazo el consumo energético y mejorar de forma continuada la eficiencia energética.

Investigación y desarrollo

La zona de ensayo de Neudorff con invernaderos modernos de bajo consumo energético, zonas de cultivo externo y diversos laboratorios
La zona de ensayo de Neudorff con invernaderos modernos de bajo consumo energético, zonas de cultivo externo y diversos laboratorios

Neudorff es una de las pocas empresas en todo el mundo que desarrolla sus propios productos, eficaces, de confianza y respetuosos con el medio ambiente, tanto para jardineros aficionados como profesionales. 

El desarrollo y mejora de productos nuevos adaptados al mercado y funcionales es la tarea central del departamento de Investigación y desarrollo. Este acompaña el desarrollo del proceso de fabricación hasta que está listo para la producción y cuida y mejora los productos existentes. 

Clasifica las materias primas y analiza posibles sustancias sustitutas. Siempre que es posible, intentamos utilizar siempre principios activos procedentes de la naturaleza, renovables y regionales, y un efecto reducido en el medio ambiente. 

Llevamos a cabo nuestra investigación de base en Canadá. No obstante, una particularidad es el Centro de desarrollo e investigación sostenibles de Neudorff en Aerzen, pues aquí tiene lugar la totalidad de la investigación aplicada, que garantiza la efectividad de nuestros productos también en la práctica y el cuidado del medio ambiente.

Eficacia demostrada

Una ingeniera en Investigación y desarrollo de Neudorff analiza las plantas de ensayo en el marco de la evaluación del producto.

La eficacia de todos los productos Neudorff se demuestra científicamente tanto en nuestros propios laboratorios como en otros independientes. La totalidad del ciclo de desarrollo de productos va acompañada de pruebas prácticas en nuestro jardín de ensayos de última generación.

Los ensayos se realizan tanto en el invernadero como en campo abierto. Los ingenieros especializados en horticultura analizan y evalúan la capacidad de nuestros productos de solucionar problemas en el hogar, el jardín o la agricultura mediante el cultivo de verdura, plantas decorativas e incluso malas hierbas. Se crían plagas como pulgones, mosca blanca, ácaros o caracoles para poder probar el efecto de los productos fitosanitarios contra las plagas a las que los jardineros aficionados tienen que hacer frente en su jardín.

Tan pronto como los resultados arrojan datos positivos, las nuevas formulaciones se envían a distintos laboratorios independientes en toda Europa para someterlos a más pruebas y confirmar su eficacia.