Los productos Neudorff también están disponibles en tiendas venta online

Tomates del balcón: ¡que ricos!

¡Quien los prueba una vez ya no vuelve a comprar tomates del supermercado!

Los tomates de cosecha propia ofrecen explosiones de sabor nunca antes conocidas. Desde los tomatitos hasta los grandes tomates carnosos, sin importar si son tomates cherry amarillos, verdes, violetas o variedades con franjas, en el balcón todo es posible. ¡Y tan fácil!

Todo lo que necesita

Aquí tiene nuestra lista de comprobación para Descargar

  • Recipiente con orifico en el suelo para el desagüe de agua. Capacidad aprox. de 10 litros Las macetas de cerámica son muy apropiadas para ello
  • Trozo de cerámica o piedra pequeña para colocar en el agujero y así no se salga la tierra con el agua al regar.
  • Platito para la maceta
  • Un sustrato para plantas sin turba, si es posible uno especial para tierra de cultivo de tomates y verduras 
  • Plantas de tomate
  • Caña para sujetar, caña especial para los tomates o simplemente una cuerda estable
  • Regadera
  • Abono orgánico como el abono líquido Bio Trissol Fertilizante para Tomates o el abono sólido Azet® Fertilizante Tomates

Ahora manos a la obra

Paso 1: Rellenar

Coloque el trozo de cerámica en el agujero del recipiente. Después rellene la maceta con una capa de unos 10 a 15 cm de altura de tierra para tomates y verduras.

Paso 2: Plantar

Retire, dependiendo del tamaño de la planta, de dos a cuatro hojas inferiores de la tomatera. Después, retire con cuidado la planta de la maceta y colóquela en la tierra. Por supuesto, la planta debe sobresalir claramente de la maceta. No obstante, sería útil si se retirasen hojas de una parte mayor del brote principal y se cubriese este hueco con tierra. De esta manera, los tomates pueden echar raíces y abastecerse mejor por sí mismos. ¡Por supuesto, esto no ocurre en el caso de plantas todavía muy pequeñas!
Ahora añada Azet® Fertilizante Tomates a la maceta. Rellene con una cantidad de tierra que llegue hasta aprox. 2 cm por debajo del borde de la maceta. Después empuje la tierra con suavidad.

Paso 3: Sujetar

¡La mayoría de los tomates de altura pueden alcanzar los 1,5 metros de altura! Por ello necesitan un apoyo para no torcerse. Puede utilizar caña de bambú normal o de algún material similar o un alambre especial para tomates de metal algo enroscada en espiral. Otra alternativa es utilizar simplemente una cuerda resistente. Podrá colocarla no muy apretada en la parte inferior, donde el brote, y arriba, en la parte superior del balcón. Después, agarre la planta del tomate alrededor de esta cuerda en sentido contrario a las agujas del reloj. También los jardineros profesionales hacen eso. Esto evitará que tenga que colocar una caña y el tomate se mantendrá por sí solo en la cuerda. Cuando coloque la caña o la cuerda, procure que esté muy estable. Esto es especialmente útil cuando se coloca una cuerda. Si lo hace bien y el resultado es bueno, ¡obtendrá una bonita planta llena de frutos!

Paso 4: Regar

Riegue a fondo inmediatamente después de la plantación hasta que el agua se salga de la maceta. Por supuesto, cuanto más alta sea la tomatera, más agua necesitará. Cuando haga calor y según las circunstancias deberá regarse a diario.

Paso 5: Otros cuidados

  • Los tomates tienen «hambre» constantemente. Por ello, como tarde en el mes de junio, las tomateras necesitarán que se añada más cantidad de abono orgánico como Azet® Fertilizante Tomates. Este abono tiene una efectividad a largo plazo (3 meses). Si prefiere utilizar abono líquido, puede utilizarse Bio Trissol Fertilizante para Tomates. Para ello puede empezar unas dos semanas después de la plantación.
  • «Pode en las axilas» con regularidad. Esto significa que deben quitarse todos los brotes laterales que aparecen en las ramas. De lo contrario, en un tiempo increíblemente corto, crecerá maleza, los frutos madurarán peor, se accederá a ellos con dificultad y los brotes se quebrarán con facilidad. Debe actuarse del siguiente modo: simplemente deben doblarse hacia un lado y partirse todos los brotes que surgen del brote principal en racimos. No los corte porque de ese modo volverán a crecer, rómpalos de verdad.

Consejos adicionales para el balcón

  • Hay tipos de tomates especialmente pequeños que pueden plantarse en jardineras de balcón.
  • Hay tomates de árbol que son especialmente apropiados para principiantes. No crecen demasiado y en muchos casos no es necesario atarlos ni despimpollarlos.
  • Cuanto más protegida del sol y de la lluvia esté la tomatera, más sana crecerá y más aromáticos serán sus frutos.